viernes, 28 de diciembre de 2007

Adiós 2007

Enero: Convencimiento de que sería mejor que el asqueroso 2006. Adiós al Lucky Strike.

Febrero: Buenos propósitos, gimnasio, bajo de peso.

Marzo: Bienvenida Gula.

Abril: Comenzando, Karaoke en Villanueva, no me lo puedo creer. Una operación de 14 horas.

Mayo: Karaoke Bikini, nuevos amigos, nuevo trabajo.

Junio: Karaoke Galileo, mi cumple, los pájaros, paseos y duchas, Planeta de poliuretano.

Julio: Transición, sin pena ni gloria.

Agosto: ALMERÍA, cumpleaños, vacaciones, La Catedral del Mar.

Septiembre: Primeros problemas..., La Garrotxa, mucho curro, http://www.unacopacon.es/.

Octubre: Álvaro Urquijo, más gula, siguen los problemas.

Noviembre: Nada, de nada, de nada.

Diciembre: ¿Buenos propósitos? No me apetece.

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Feliz Cumpleaños

Si no me equivoco, hoy 26 de Diciembre es el cumpleaños de Marian. Felicidades niña!! Que sepas que estos días no puedo evitar acordarme de ti.
Venga, hoy pongo una que te gusta.


martes, 18 de diciembre de 2007

Y tú de quién eres?

Del Madrid o del Barça
del PSOE o del PP
del norte o del sur
de Tele 5 o de Antena 3
de blanco o de negro
de Bisbal o de Bustamante
de religión o de ética
de Tigres o de Leones
de carne o de pescado
de coca-cola o de pepsi
de Sabina o de Serrat
de Ferrari o de McLaren
de naranja o de limón
Cómo odio pertenecer a un grupo, y qué arropada estoy cuando lo hago, ¡qué falta de libertad!

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Contrato basura


La luna lo vió todo. Escondida detrás de una nube, fue testigo de su encuentro, y así, vió como a ella se le ponía la carne de gallina, mientras él tragaba saliva. Expió sus miradas, noto como ella mojaba sus labios mientras movía sus caderas al són de la música sin dificultad, impulsada por su vientre encogido y sin posibilidad de remediarlo de ninguna manera. Vió como las manos de él dibujaron el contorno del cuerpo objeto de su deseo y sintió como se detuvo el tiempo cuando sus labios se encontraron en un beso por fin.
Se tenían ganas desde hacía mucho tiempo. Sus miradas prohibidas e insinuaciones descaradas se sucedían en una especio de quiero y no puedo. Ella, pensaba en los 40 recién cumplidos y en que él era su jefe, pero no podía evitar imaginar sus piernas y torso desnudos. Él sabía que ella le sacaba 12 años, aunque lo disimulaba para que ella no se ofendiera, pero cuando veía su vientre plano y sus piernas firmes olvidaba hasta que era su empleada.
Por eso, cuando se encontraron en la terraza del bar, no hizo falta más que una gota de alcohol para dar el último empujón. Cuando quisieron darse cuenta, sus lenguas jugueteaban traviesas. Él la tomó por la cintura, apretándola hacia sí para que ella pudiera sentir su erección. Entonces, ella, supo que todo estaba perdido, y se dejó llevar.
De esto hace ya tres meses, y ahora, mientras miro su silla vacía en la oficina, pienso que a ella no le importa. ¡Qué me quiten lo "bailao"!, fue lo último que dijo mientras nos tiraba un beso desde la puerta, y volvía a su casa, sola, sin su príncipe azul y sin trabajo.

lunes, 10 de diciembre de 2007

El acabose

Parece que todo se acaba. El mundo entero se desmorona.
Algo así le dice el Sr. Kellerman a Tito, justo antes de que Patrick Swayze tome de la mano a Jennifer Grey para bailar juntos "The time of my life" en un apoteósico final que nos hacía suspirar a todas las quinceañeras a finales de los 80.
Y ese es el sentimiento que tengo yo. A pesar de que mi madre me dice que ella con 33 años se comía el mundo. A pesar de lo que se supone que todavía me queda por vivir. A pesar de mis niños, de mi marido, de mi casa nueva, siento que me faltan ganas de hacer cosas.
Hoy lo siento, pero mañana no, estoy como en una montaña rusa constante y si no se acaban los loopings pronto voy a acabar con un mareo descomunal.
No me conformo, quiero tener ganas de bailar. Que suene la música.


martes, 4 de diciembre de 2007

Una copa con... Álvaro Urquijo


Hace ya más de ocho años, en las Fiestas del Pilar del año 99, IXO RAI, actuaba en el pabellón de Interpeñas. Todavía no entiendo por qué no fui yo a ese concierto, aunque supongo que fue porque ya estaba en otro. El caso es que llegué al Pabellón cuando habían pasado un par de horas desde que se había acabado. Allí estaba mi hermana con su amiga Raquel, que conocía bastante a los chicos de IXO RAI. Habían estado con ellos en el backstage, y mi hermana exhibía orgullosa un autógrafo de Enrique Urquijo.


Ese autógrafo, seguía allí, pinchado con una chincheta en el corcho de mi habitación en casa de mis padres ocho años después, en las fiestas del Pilar de 2007, y fue lo último que miré, cuando dejé a los niños a su cuidado, mientras yo iba a entrevistar a Álvaro Urquijo.
Entrevista en www.unacopacon.es

viernes, 30 de noviembre de 2007

Volar (aburrida en el trabajo, sin pies ni cabeza)


Cuando nació, tuvieron que cambiarle la sangre completamente. Cosas del RH. De los anticuerpos de la mádre comiéndose a la niña.
El caso es que como no tenían sangre a mano, y la población más cercana estaba demasiado lejos, decidieron cambiarla por sangre de cerdo, motivo más que suficiente para que se le quedara de por vida el apodo de Peggi.
Peggi, era una niña muy lista, y preciosísima, pero con una timidez casi patológica, que le hacía enrojecer en cuanto se intuía blanco de la más inocente de las miradas.
Sus diabólicos compañeritos, aprovechaban cualquier momento para sacarle los colores, - tarea fácil, por otra parte -, sin embargo, era la preferida de sus profesores. Tan modosita, tan aplicada.
Cuando llegó a la adolescencia, la belleza de Peggi creció de manera exponencial, y pasaba los días y sobre todo las noches, rompiendo corazones a diestro y siniestro, sin ni siquiera se consciente de ello. Parecía que de un momento a otro emularía a Remedios la Bella y subiría a los cielos ante la atónita mirada de todos sus amigos y vecinos. Sin embargo, no subió a los cielos, sino que descendió al más oscuro de los infiernos, cuando fue reclutada como estrella principal de un espectáculo porno de un garito de mala muerte situado en las afueras de la ciudad.
Así, Peggi, pasó el resto de su vida atrapada en una telaraña de sexo y drogas, y, a la hora de su muerte, lo único que pidió fue ser libre. Que la muerte no fuera tan oscura como la vida.
En ese mismo instante, y sin saber qué fuerza de la naturaleza había obrado el milagro, desplegó las alas y echó a volar.

martes, 27 de noviembre de 2007

Desde mi mesa


Pelo liso, pelo largo, en coleta.
Pelo a capas, estiloso, desigual.
Pelo rizado, alborotado, como su alma.
Pelo despeinado, rubio, dos coletas, dando guerra.
Pelo recogido, pelo soso, pelo violeta.
Pelo que dice de ella lo que ella niega.

domingo, 25 de noviembre de 2007

Ya está aquí


¡Lo siento, lo siento! Ya lo sé. Soy más simple que un sidral. Ya sé que todo el mundo odia la Navidad. La fiebre consumista que nos ataca es tremendamente horrorosa. Los villancicos son pésimos. Nos acordamos de los que no están y eso nos entristece. Tenemos que cenar con nuestro cuñado o cuñada, pesado o pesada. Dar dinero a los artistas que tocan en la calle. Comprar juguetes. Comer turrón. Pasarle la botella de anís del mono al abuelo y mil cosas que no nos apetece absolutamente nada hacer. Pero..., no lo puedo evitar. ¡Me gusta la Navidad!
Me gusta la cara que pusieron mis niños el viernes cuando vieron las primeras luces de los comercios, me gustan los lloros de mi niña porque no quiere sentarse en las rodillas de Gaspar, y la cara que pone mi niño cuando me explica qué significan las imágenes del Belén de la Plaza del Pilar.
Me gusta que vengan a mi casa el día de Reyes, mis suegros, mis cuñados, mis padres y mi hermana. Me gusta que mi padre se meta con mi manera de cocinar mientras repite de asado. Me gusta que David cante villancicos, me gusta poner el mensaje del Rey y quitarlo inmediatamente, que servidora es "demasiado republicana" como para tragárselo entero. Me gusta quejarme de que Raphael canta todos los años "El tamborilero" y oir cantar a los niños de San Ildefonso.
No lo puedo evitar, me gusta la Navidad.

martes, 20 de noviembre de 2007

Mal te veo, Rafita mal te veo

Hoy es 20 de Noviembre y toca hablar de muertos, pero hoy yo quiero romper un poquito las normas y hablar de vivos, y de divertidos, y de buena música.
Anoche tuve el placer de ver casi por primera vez a Rafa Pons, y digo casi por primera vez, porque en realidad fue la segunda, aunque la primera vez casi ni me enteré, en Gavà, venga a correr detrás de mis niños.

Pero ayer sí lo disfruté. Estábamos en familia (unas 40 personas), el Teatro del Mercado es muy bonito, y el recital fue una maravilla.

Momentos tiernos, con canciones como "La niña de Getxo", momentos subrealistas "Voy persiguiendo la luna me cago en tu padre no tengo ninguna razón para odiarte pero simplemente me acuerdo de tí", momentos bailongos con todo el público haciendo la coreografía de "Mala Puta" y momentos graciosos como cuando Santi salió "tocando los huevos".

Luego nos tomamos una cervecita con Toño y Rafa, Santi y Joan Berenguer, y conversamos un poco acerca de lo "divino y lo humano", que es como decir de nada en concreto.

En fin, que pasamos una noche divertida. La próxima..., en primavera.


viernes, 16 de noviembre de 2007

Cierzo

El Cierzo o Mistral es el viento de componente NO. En Aragón es un fuerte viento fresco y seco originado en el valle del Ebro, debido a la diferencia de presión entre el Mar Cantábrico y el Mar Mediterráneo, cuando se forma una borrasca en este último y un anticiclón en el anterior.

Se puede presentar en cualquier mes del año, aunque es más frecuente en invierno y comienzos de la primavera. En el centro del valle pueden darse ráfagas de 100 km/h. La máxima observada, según los datos disponibles, es de 160 km/h en julio de 1954.

Ya Catón el Censor (s. II a. C.) se refiere en sus crónicas a este viento cercio de la Hispania Citerior, que era capaz de derribar a un hombre armado o carretas cargadas. El cierzo condiciona la vida del Valle del Ebro porque es un viento desecante y las plantas deben luchar contra la sequedad que origina. Igualmente, los agricultores deben proteger sus cultivos de huerta con barreras de cañas o plantaciones de árboles. No es extraño, incluso, que algún camión vuelque, y se suelen dar casos en la Ronda Norte de Zaragoza.



domingo, 11 de noviembre de 2007

Un pais

Ixo Rai y José Antonio Labordeta. Con el aragonesismo subido, pero siempre con el inconfundible sentimiento de inferioridad aragonés. Si un día tengo que vivir en otra tierra, haré lo posible porque esta canción no me saque las lágrimas.

jueves, 8 de noviembre de 2007

Impresionante


Parece ser que Greenpeace se ha puesto a jugar con el Photoshop, y retocando algunas fotografías por ordenador, han conseguido saber cuál va a ser el efecto real de la contaminación, el calentamiento global y todas esas cosas que para algunos no son importantes.
Sólo he visto una foto retocada, pero da la casualidad de que ha sido una foto del Ebro a su paso por Zaragoza. Con el Pilar de fondo. Quizás si hubiera visto el deshielo en los polos, no me habría impresionado tanto, pero ver una foto de algo tan familiar, de un río que cruzo todos los días cuando voy al trabajo, de una foto tan típica de Zaragoza, me ha revuelto las tripas y la conciencia. Y es que parece ser que como sigamos así el Ebro ya no guardará silencio al pasar por El Pilar. Porque no existirá..., habrá desaparecido.

lunes, 5 de noviembre de 2007

¿Supersticiosa? No, que da mala suerte.

No soy supersticiosa.

Esta afirmación tan categórica la hace muchísima gente cuando sale el tema en cuestión. Yo soy la primera que la hago. Pero si me paro a pensar, es posible que llegue a la conclusión de que es una afirmación cuando menos sospechosa.
Es cierto, no tengo problemas al pasar debajo de los andamios, visto de amarillo con cierta frecuencia y los gatos negros no me quitan el sueño. Entonces qué demonios significa esto:

1.- Cuando estudiaba la carrera, antes de un examen tenía que escuchar obligatoriamente una canción, si no, pues suspendía (o eso pensaba yo). Era esta:




2.- Siempre que una avispa o abeja pasan cerca de mí, me muerdo la lengua por la creencia de que así no me picará, y si me pica, me hago una cruz con la uña encima del picotazo. Estoy tonta ¿verdad?

3.- Cuando veo el futbol cruzo los dedos, y cuando los descruzo nos meten un gol. De verdad.

4.- Procuro no ir a ver la procesión del Viernes Santo de Valladolid si está mi cuñado, porque la suspenden por la lluvia.

5.- Jugando a las cartas (al guiñote para ser más exactos), no miro ninguna carta antes de que estén todas repartidas porque si lo hago son malísimas. Lo juro.

6.- Creo que ya lo conté una vez. Siempre duermo en el lado de la habitación más lejano de la puerta, porque si entra un malo malísimo, sólo matará a mi marido que duerme cerca de la puerta y a mí me dejará en paz. Je, je, je.

Bueno, pues es todo lo que se me ocurre por ahora, pero seguro que tengo más manías tontas. Supongo que como todo el mundo. El que esté libre de pecado, pues eso, ya sabe lo que tiene que hacer.

domingo, 4 de noviembre de 2007

Tarde de futbol


Nunca he hablado aquí de futbol, y es que realmente tengo un problema. Soy muy forofa. Por eso, cuando subió el Real Valladolid a primera división, a pesar de que me alegré mucho por ellos, temí que llegara el momento. Ya ha llegado. Dentro de 30 minutos tengo a casa a comer a 5 hinchas blanquivioletas. Con lo que eso conlleva. Limpia la casa. Haz comida para todos, y lo peor: Soporta los comentarios acerca de "vamos a machacar al Zaragoza se van a enterar de lo que vale un peine". A mí, estas muestras de camaradería futbolística, me parecerían hasta graciosas si no fuera porque yo soy forofa forofísima. De las que cruzaron los dedos, se mordieron las uñas y le pusieron velas a la Virgen del Pilar para que el Zaragoza se trajera la Recopa en el 95. De las que festejan los triunfos con bufanda y gritos en la Plaza de España, de las que creen que Nayim es un elegido y de las que fundamentalmente tienen el corazón blanquiazul. Por eso, temo por esta tarde de futbol. Porque siempre acabo soltando un grito. Solo espero que gane el mejor: El Zaragoza.


PD.- Dedicado a mis lectores de Pucela, jejeje

jueves, 25 de octubre de 2007

Circular

Esta noche he visto una película. En una de las secuencias, un chico decía que había llegado a ser arquitecto porque era la profesión frustrada de su padre, así que se empeñó en que el hijo lo fuera. Seguidamente, Raul me ha preguntado que qué quería yo que fueran nuestros hijos.
Yo, la verdad, no me lo he planteado nunca. Entre los dos hemos decidido que lo que más nos gustaría es que fueran felices. Pero, esta no es una tarea fácil. ¿O sí?
¿Qué hace falta para ser feliz? ¿Un buen trabajo? ¿Dinero? ¿Amor? ¿Un poco de todo? Quizás, lo único que se necesita es sentirse bien con uno mismo. Pero ¿cómo se consigue eso? ¿Siendo buena persona? Es posible.
Entonces, ¿cómo se consigue ser una buena persona?
Hay gente para la que ser una buena persona consiste en dar todo a los demás. Para otro, eso es ser un panoli, y no necesariamente son malas personas por eso.
Hay quien puede donar cantidades inmensas de dinero a una ONG, y luego maltratar a su pareja. Hay quién puede parecer un egoísta pero no hace daño a nadie nunca.
Entonces ¿qué es ser una buena persona?
Para mí, es no hacer a los demás lo que no te gusta que te hagan a tí. Pero, ¡qué difícil es eso!
Y no es difícil porque vayamos por la vida intentando hacer daño a los otros, no, sino porque el ser humano es racional, pero también pasional. Tenemos envidias, odios, cabreos, simpatías hacia determinadas personas, y antipatías hacia otras. Tenemos buenos y malos días. Tenemos enanos en el estómago que hacen que se nos revuelva cada vez que alguien nos hace daño, y eso nos produce rencor. Hay un montón de sentimientos que son difíciles de controlar, y que aún cuando lo conseguimos, que es casi siempre porque si no nos estaríamos liando a tiros todos los días los unos contra los otros, nos queda siempre un poso de ellos. Es decir, los controlamos pero no los eliminamos.
Así, hay días, o situaciones, en los que sin saber por qué, haces a alguien lo que no te gusta que te hagan a tí. Pero, como en el fondo, estás intentando ser buena persona, acabas con un remordimiento y una sensación de culpabilidad que no te dejan vivir. Para paliar esa sensación, muchos recurrimos a la comida, otros a las adicciones, otros a la medicación. Remedios los tres que nos hacen respetarnos menos todavía e incrementan nuestra sensación de culpa. De esta forma, al no querernos ni tratarnos bien, tratamos mal al resto de la gente, y en consecuencia, dejamos de ser buenas personas.
Voy a ponerme una nota en el frigorífico que dirá lo siguiente:
Lección número uno para aprender a ser feliz:
Saber perdonarse.

domingo, 21 de octubre de 2007

21 de Octubre de 1990

Son las 7 de la tarde, y yo tengo 16 años. Suena el tiembre y mi madre contesta. Al cabo de un segundo me dice: "Ana, que bajes, que es Raul".

En el corto trayecto del segundo piso a la calle, mis pensamientos se vuelven hacia tus palabras del día anterior. "Tiene que pasar mucho tiempo para que vuelva contigo".

Ya en la calle paseamos, dices que si quiero podemos volver. Yo me lanzo a tus brazos, y te prometo que no te dejaré nunca. Realmente no lo digo en serio. No se puede esperar mucho de una pareja de enamorados cuya canción es "Déjame" de Los Secretos.

Hoy hace 17 años. No hemos vuelto a romper. Tenemos un proyecto de vida común, dos hijos y un perro.

No te diré lo feliz que soy contigo. A veces soy feliz, a veces no. A veces te adoro, a veces te odio. Sólo una frase resume lo que siento. La dijo Sabina.

"Cuando estalle la guerra estaré en la trinchera contigo"

viernes, 19 de octubre de 2007

Cultura general


Hace ya algún tiempo que leí en el Semanal, una carta de un lector que me impactó. El lector en cuestión estaba hablando con su familia - valencianos todos -, y en la conversación salió a relucir la ciudad de Zaragoza. Su sobrino de 18 años preguntó que dónde estaba esa ciudad. Alucinado, el tío le preguntó por varias ciudades españolas más, no consiguiendo el jóven ubicarlas en el mapa de España. El tío preocupado le preguntó qué narices había dicho el día que se explicaban las ciudades en el cole, y el sobrino le contestó que esas cosas ya no se estudiaban en el cole.



Una antes era muy crédula, pero ahora me estoy volviendo un tanto escéptica. Será la edad (vease entrada anterior). El caso es que después de flipar con la carta decidí que eso tenía que ser una broma de mal gusto y lo olvidé.

Al cabo de unos meses conocí a una chica - de 40 años - que no sólo no sabía dónde estaba Bilbao, sino que además, hace dos días me preguntó que dónde estaba el Ebro, río que por cierto cruza todos los días para ir a trabajar. Sentí que mi mundo se desmoronaba.

Pero hoy he recuperado la esperanza. Sobre las 9 de la noche me he puesto a hablar con David (sí, ese pedugo de 4 añitos que vive conmigo desde que decidió salir la madrugada del 2 de Agosto de 2003). Me ha contado que había un sitio donde las calles eran de agua y no se podía ir en coche ni en autobús. Yo le he preguntado que cómo viajaban, que si iban en barco, y me ha soltado que no, que van en Góndola. Todavía con la boca abierta le he dicho: David, esa ciudad se llama Venecia, ¿sabes dónde está?. Sí, me ha contestado, en Italia.

Al fin y al cabo. No todo está perdido.

martes, 16 de octubre de 2007

La subasta de palabras

SINCERIDAD HIPOCRESÍA DIGNIDAD ODIO AMOR ALEGRÍA

La primera vez que jugué a la subasta de palabras yo debía tener unos 13 o 14 años. El jueguecito de marras consistía en eso, en una subasta de palabras. Tenías 50 puntos que debías utilizar sabiamente para quedarte con las palabras que más o menos te gustaban. Pujabas por ellas y luego ponías en común la razón por la que cada uno había elegido una palabra. Algunos elegían muchas palabras por poco dinero, otros gastaban 50 puntos en una sola palabra que les gustaba mucho. Había palabras por las que nadie pujaba. A mí particularmente me encantaba la palabra SINCERIDAD, así que solía gastar toda mi fortuna de puntos en ella.

Ahora no sé si me gastaría toda mi fortuna en esa palabra. Ahora valoro más la responsabilidad, o la dignidad, o la integridad, o qué se yo. Debe ser la edad, que influye en esas cosas y en otras. Y eso que yo nunca he creido que la edad cambie la forma de pensar, a pesar de que mi padre siempre me decía algo que había oido en alguna parte: "El que no es comunista a los 20 años no tiene corazón, el que lo es a los 50 no tiene cabeza". Sigo igual, no me lo creo todavía. Además, él tiene 61 años y todavía tiene la sangre más roja que azul. Sin embargo esto debe ser como las meigas, que haberlas hailas.

Por si acaso, revisaré mi lista de palabras, no vaya ser que un día me encuentre alabando lo que nunca quise alabar y siendo lo que nunca quise ser. Sería una pena.

lunes, 15 de octubre de 2007

Pilar Ternera

Ya lo sé, soy tremendamente repetitiva, pero estoy volviendo a leer "Cien Años de Soledad", para los que no lo hayan leído todavía, ahí va un pequeño fragmento, pero merece la pena leerlo enterito.

Tenía la ropa embadurnada de fango y de vómito. Pilar Ternera, que entonces vivía solamente con sus dos hijos menores, no le hizo ninguna pregunta. Lo llevó a la cama. Le limpió la cara con un estropajo húmedo, le quitó la ropa, y luego se desnudó por completo y bajó el mosquitero para que no la vieran sus hijos si se despertaban. Se había cansado de esperar al hombre que se quedó, a los hombres que se fueron, a los incontables hombres que erraron el camino de su casa confundidos por la incertidumbre de las barajas. En la espera se le había agrietado la piel, se le habían vaciado los senos, se le había apagado el rescoldo del corazón. Buscó a Aureliano en la oscuridad, le puso la mano en el vientre y lo besó en el cuello con una ternura maternal.

viernes, 12 de octubre de 2007

Los Héroes rompen su silencio


Y yo..., que me quedé afónica de tanto gritar. Nunca me compré un disco, fui a un par de conciertos sí, pero gratuitos, sin embargo mamé sus canciones desde los 13 a los 23 años, cada sábado de marcha, cada viernes de juerga. Ayer pagué por verles, y volvería a hacerlo. Pocas veces he asistido a un montaje tan espectacular. Rock en estado puro, y recarga de pilas. Para leer mi crónica, pásate por aquí.

martes, 9 de octubre de 2007

Zacarías

Tenía 14 años y se llamaba Zacarías. Era un chico adoptado por una familia bien. Encantador, aunque con una vena macarra que hacía decir a todo el mundo aquello de "no sabemos como acabará este chico".
A los 16 años ya robaba radio casettes de los coches, atracaba farmacias y era adicto a la cocaína. Joder, era un chico encantador. A mí me decía que le gustaba que yo fuera su monitora de campamentos, porque le daba caña (por mi mala leche).
Aquel año, lo sacaron del reformatorio con medicación para el mono y la promesa de que el campamento de verano le haría bien. Teníamos que dejarle fumar (aunque no delante de los otros chicos), y darle sus medicinas. Una noche, llegó una chica gritando a la tienda de monitores. Raul, la Pi y yo, corrimos como una bala. Lo encontramos en el suelo, completamente rígido, y con convulisiones.
Mientras Amadeo conducía de noche a 100 por hora por una carretera de montaña en la que sólo se puede ir a 50, Raul, le hacía el boca boca cuando dejaba de respirar en la parte trasera de la furgoneta, y Pilar y yo corríamos a llamar al médico para avisar de que llevaban a un chico con síndrome de abstinencia. Todo pasó, pero ha sido una de las imágenes más impactantes de mi vida.
Un año o dos más tarde, lo encontramos en el barrio de Las Fuentes. De no haberlo conocído nos habríamos cambiado de acera, pero hablamos con él y lo vimos mal. Al año siguiente nos dijeron que lo habían encontrado muerto en el apartamento que compartía con su media novia yonki también. Tenía 18 años.
Hoy me he acordado de él. No sé por qué. Y me ha invadido una tremenda sensación de pena.

sábado, 6 de octubre de 2007

miércoles, 3 de octubre de 2007

Montaña Rusa

Vivo en el extremo
y a veces en el extremo opuesto.

Abro la boca
y cierro los labios.

No tengo grises
estoy de puta madre
o estoy echa una mierda.

Haciendo amigos
jodiendo planes.

Enjuagando mis lágrimas
aguantando la risa.

En paz conmigo misma
en guerra con el mundo.

Temiendo la vida
odiando la muerte.

No es de extrañar
que no me quieras
si ni yo misma me aclaro.

PD.- Un día un amigo llamado Jordi, me dijo: "¿Ana, de verdad te lo crees? Me refiero a cuando dices que tú eres muy sencilla, nada complicada..."

lunes, 1 de octubre de 2007

Ropa Tendida


De un tiempo a esta parte, nos hemos vuelto muy "de puertas para adentro". La ciudad se ha convertido en una sucesión de bloques de hormigón que no te dan ninguna pista acerca de lo que está pasando en cada uno de los hogares que los componen. Y eso me jode. Sí, porque una es de natural curiosón, y además un simple gesto de alguien en su casa, te puede dar pie a imaginar una historia, un final de algo, o un principio, o lo que quieras.

No, no soy "maruja jarrón", y además, me importa un pimiento lo que la gente haga con su vida. Pero me gusta ver las persianas arriba, esas que dejan ver a una mujer tocando el piano, a otra poniendo la mesa, o leyendo un libro.

Tampoco vamos al mercado. Casi todo lo compramos en grandes centros comerciales, porque no tenemos tiempo para ir de un lado para otro; aquí la carne, aquí el pescado, la verdura, las conservas. Vamos, que en Carrefour te lo compras todo de vez, incluso la ropa. Lo del mercado es una pena, porque había un cierto marujeo entre vecinas que se agradecía. Porque el de la verdura ya sabía cómo te gustaban los tomates, y por mil cosas más.

Pero si hay algo que realmente hecho de menos de mi niñez, es la ropa tendida. Ahora no se puede tender hacia la calle, porque es anti estético, y sin embargo, proporcionaba información muy valiosa. En alguna casa había un hincha del Real Zaragoza, y en otra una mujer llevaba la talla 110 de sujetador. En la siguiente tenían dos niños (niño y niña para ser exactos), y al vecino del quinto le debía encantar esa camiseta naranja que tanto lavaba y lavaba.

Vamos, que nos lo están poniendo difícil a los que siempre tenemos que estar pensando en algo. Habrá que indagar otra manera de buscar información.

El gato Ramón


Era gata. No entiendo muy bien por qué, pero fue bautizada como "El Gato Ramón", debe ser porque con solo nombrarla mi perrita se tenía que morir del susto. Al fin y al cabo, Nuka es un labrador retriever, y los labradores retriever de normal son bonachones, les darían el premio Nobel de la Paz de los perros y puedo asegurar que Nuka es pura raza.
El caso es que estábamos dando un paseo por Ansó, cuando de repente apareció. El Gato Ramón, se lanzó implacable contra Nuka, sin que ésta hubiera hecho nada, y por supuesto sin que a partir de entonces, hiciera nada para defenderse, salvo esconderse detrás de Raul.
Raul, el pobre, fué el más damnificado. La gata "El Gato Ramón", le arañó la pierna, y no contenta con ello, le mordió. Raul agitaba las piernas, sin conseguir que el Gato Ramón, se soltara y ante la mirada de pánico de Nuka, que se había soltado de la correa y contemplaba la escena desde lo alto de la cuesta.
El Gato Ramón había sido mamá. Se sintió amenazada, y atacó. En aquel momento no la entendí. Nuka ni había hecho nada, ni intención tenía de hacerlo. Ahora 5 años más tarde, la entiendo. Las que somos un poco Gato Ramón, sacamos las uñas cuando nos sentimos amenazadas, utilizadas o pisoteadas. Solo espero que no me pase como al Gato Ramón, y no me precipite.

viernes, 28 de septiembre de 2007

Viejos amigos, nuevos amigos

Mientras espero en el cajero a que se impriman las entradas pienso en aquel 26 de Abril. Lo tenía marcado en el calendario desde hacía dos meses como un gran acontecimiento, pero nunca pensé que fuera tan grande. Allí estabamos todos, bueno, todos menos Justo que por aquellos entonces no hacía viajes de 800 o 1000 km para un fin de semana, jajaja, y Raul que se había quedado con los niños.

Yo estaba sentada con mis amigas en el centro de la sala. En una mesa cerca, andaba Myriam con los suyos. En primera fila Sonia, Hector y Anilla. Y en un rincón de pie, David, Olga, y Marta. Toño pululaba por la sala, de un lado para otro, como buen organizador. Por supuesto todos nos saludamos, nos habíamos leído alguna vez, pero ni se me ocurrió pensar que hoy estaría sacando entradas para ver a los pájaros por segunda vez con ellos, ni que nos habríamos visto tantas veces en tan poco tiempo.

Todo lo contrario a lo que pasa con mis viejos amigos, llevábamos desde la Navidad del 2006 sin juntarnos todos, y ya es tiempo. Sin embargo, es un placer reencontrarte con ellos. Descubrir que a pesar de todo el tiempo que ha pasado, seguimos teniendo muchas cosas de las que hablar. Recordar los viejos tiempos, y decirnos una y otra vez lo mayores que somos. Quién nos ha visto y quién nos ve, de vernos bebiendo cubatas alrededor de una pirámide de cartas, a estar mostrando las gracietas que hacen nuestros churumbeles.

Estábamos todos, bueno, casi todos. Irene y Jaime, con "su" Samuel (qué grande está), siempre tan hippies, tan amantes de la naturaleza, tan transparentes. Amadeo y Susana, con "su" Mara, despistado él y responsable ella. Pilar (la pi) y Juan Carlos, con sus proyectos de vida. Y Esperanza (la Espe), intentando que alguien lea entre líneas una proposición bastante decente. Por supuesto también estábamos nosotros con David y Lucía. Faltaba alguno, siempre falta alguno.

Son esas cosas que merecen la pena.
A mis amigos, los nuevos y los viejos. Es un placer estar con vosotros.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Thinking Blogger Award




¡¡Que me han dado un premio!! Gracias de todo corazón Fran. Me hace mucha ilusión.


Así que me toca conceder premios. Premios a blogs que te hacen pensar. Bien, allá voy.


Premio "Poesía Desgarradora". Por supuesto al blog de Sonia San Román. Poesía desde las entrañas.




Premio "Aquellos Maravillosos Años". El blog de los conciertos de luna llena, nos despierta la nostalgia. Seguramente Toño no podrás cumplir y dar los premios. Lo sé, lo entiendo, pero el premio es tuyo. Ponte el cartelito.


Premio "El Universo Joven". El blog de Myriam Apúntate. Para reir, para pensar y para disfrutar.


Premio "Los comienzos más fructíferos". Blog de Ruben La Tercera. Los comienzos de continuas actualizaciones me dejaron de piedra. De todo, música, poesía y reflexiones.


Premio "Charlas informales". A Una Copa Con... Aunque parezca un auto premio, no lo es, es para mis compañeros y sus magníficas entrevistas.


Los afortunados que hayan decido aceptar el premio deberán acatar las siguientes reglas:


1ª - Escribir un post citando (premiando) a cinco blogs que "le hagan pensar".


2ª - Enlazar el post original, para que se pueda encontrar el origen del premio.


3ª - Mostrar la imagen del premio.


Muchas felicidades a todos los premiados. Nos leemos...

viernes, 21 de septiembre de 2007

No hay otra más friki que yo.


Cuando escuché en la radio que los Hombres G iban a firmar discos a 15 minutos andando de mi casa, me dije a mí misma que no iría. Porque una tiene ya una edad, no es una quinceañera y además, ni de quinceañera fui. Tenía discos de Hombres G por supuesto, vi sus películas, por supuesto. Pero nunca me consideré una gran fan. Pero..., me hacía una gracia....

Así que esta tarde, mi marido, mis hijos y yo misma, nos hemos visto haciendo fila para la firma de Diez, el nuevo disco de Hombres G. La mayoría de la fila era gente como yo, treintañeras y cuarentonas, muchas solas, muchas con amigas, muchas con niños y he decidido que me sentía bien.

Vaya semanita

Ringggggggg, Ringgggggggg

- ¿Diga?
- Holaaaa, buenos díassssss, mire, que me llamo Ana y le llamo de aquí de Barbastro en Huesca, que le llamo porque le gustan los buenos vinos verdaaaaadddd???????????????

Caso 1
- Pues no, soy abstemio.
- Y no bebe nada nadaaaa??????
- Que no que soy abstemio.
- Ale, pues aguica.

Caso 2
- Me gusta pero me lo ha prohibido el médico
- Si su médico es cliente mío, no puede beber nadaaaaa de nadaaaa, ni pa las navidades??????
- Nada, venga hija que estoy trabajando
- Ale, hasta luego.

Caso 3
- No me interesa
- Pero si no sabe lo que le voy a deciiiiirrrr.
- Que no me interesa, me vas a vender vinos
- ¿yoooo?, no, yo no le vendo, si quiere usted me compra, jejejejeje
- No me interesa
- Ale, adiós.

En fin, que ha sido una semana horrible. 700 euros en 5 días, cuando eso es lo que hago en otros días normales. Con cada uno de los casos te vas hundiendo más en la silla, haciendote más pequeña, bajando más la voz, hablando con menos confianza, y piensas, - pero si yo lo hago como siempre -, pero nada de nada. Bueno, por fin se terminó la semana, espero que la siguiente sea de esas que:

Caso 4:

-Sí, claro que me gustan, como a todo el mundo.
...
...
...
...
-Le mando 4 cajicas, al trabajo o a casa...
...
- Al trabajo mejor.



Chicas!!! He hecho un gordooooo.

miércoles, 19 de septiembre de 2007

Has vuelto




Has vuelto.

Mira que te dije que no lo hicieras.

Que me sienta muy bien la alegría.

El jolgorio.

El pensar que todo es posible.

El nosequé en la tripa cuando tu no estás.

Pero, has vuelto.

Nunca me haces caso.

Yo quiero que te vayas.

¿Lo harás?

¿Sí?

¿No?

De acuerdo, quédate unos días.

Te hago un sitio en mi cama.

domingo, 16 de septiembre de 2007

Vuelveeeeeennnnnnn!!!!!

Ya es oficial!!!!! Ya es oficial!!!!!! Los pajarracos vuelven a Zaragoza, y con ellos vuelven Panchito, Antonio, Romero, José Miguel y Roberto, Miralles y seguro que también la San Román, Deivid y Olguita, Lalitaa y ¡¡Justito Aupa el Almería!!

Estoy feliz. Que ganitas de volver a ver a Gabilondo.

Vamos a calentar motores.

viernes, 7 de septiembre de 2007

Mi amiga Marta


Tengo una amiga que se llama Marta. Nos hemos visto 4 veces, pocas, pero suficientes.

Mi amiga Marta tiene la casa llena de guitarras, y una foto que me quita la vida.

Mi amiga Marta es generosa, me consta, lo he visto en un album de fotos.

Mi amiga Marta es sincera, me dice lo que piensa de mí, cosa que mucha gente que me conoce de más tiempo no hace.

Mi amiga Marta tiene una voz preciosa, canta muy bonito.

Mi amiga Marta, a veces, se llama l@lit@@.

Mi amiga Marta, cumple 32 años hoy. Felicidades amiga.


jueves, 6 de septiembre de 2007

Meme

Mi queridísima Sonia San Román, que no sé como coño lo hace, pero se mete en todos los ajos, me ha pasado un Meme. Al principio, no tenía ni idea pero leyendo un poco, creo que ya me he enterado de cómo funciona. Las normas son las siguientes.

1.- Se trata de contar cinco "secretillos", manías inconfesables que nadie conoce de tí que claro está dejarán de serlo en ese momento.
2.- Hay que escribir en el blog las normas, así, como lo estoy escribiendo yo, o como te de la gana, como si lo quieres hacer en verso.
3.- Y hay que pasárselo a 5 personas que estarán dispuestas a hacer lo mismo (se supone).

Así que, allá voy.

Inconfesable 1: Soy muy miedosa. Cuando estoy sola en casa no duermo. Dejo la luz y la tele encendida y me acuesto en el sofá a ver si caigo de pleno cansancio. En fin, como los crios.

Inconfesable 2: Siempre me tengo que acostar en el lado de la cama que quede más lejos de la puerta de la habitación. ¿Soy rarita, eh?

Inconfesable 3: A pesar de que pueda tirar por los suelos muchas de las ideas que la gente tiene de mí, me encantan Prety Woman, Dirty Dancing, Grease, Tienes un e-mail, y todo tipo de películas pastelonas. También estuve enganchada a Cristal, Rubí, La Gata Salvaje, y a veces, veo la Fea.

Inconfesable 4: Me presenté a una entrevista para cantante de orquesta cuando tenía 23 años. Rechazé el trabajo porque tenía que vestirme como una conejita de PlayBoy.

Inconfesable 5: Cuando comenzé el blog pensé que escribiría sólo la primera entrada, la de presentación. Por fin estoy continuando con algo de lo que empiezo.

Bueno, pues ya está. Se lo paso a Fran, Ana kasi_siempre, Toño lunallena, Marian y Rubén. Lo siento chicos, os tocó. Ya sabeis que si no, os caerán 100 años de desgracia jajaja.

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Para mis amigos ;)

¿Qué mejor canción para volver a la rutina?


CALLES MOJADAS

Calles mojadas
bailando al ritmo de una lluvia que no cesa
son testigos de tu soledad
Trenes repletos.
de gentes que no saben ya ni quienes son
son tu hogar, tu vida, tu ciudad.

Más valdría que de una vez
juntáramos el hambre con las ganas de comer
y fueramos los dueños
de todo lo que queda por hacer.


Trabajo, casa
el metro, el autobús, el sábado y la juerga
semana tras semana a repetir
si lo que quieres
es cada día encontrarte cosas nuevas
si al fin y al cabo sólo eso es vivir.

Más valdría que de una vez
juntáramos el hambre con las ganas de comer
y fueramos los dueños
de todo lo que queda por hacer.


En esta jungla
de asfalto, de hormigón, de fiebre y aspirina
no queda sitio para la imaginación.
El tiempo vuela
los sueños no son más que trenes pasajeros
y el cielo sólo está para que salga el sol.

Más valdría que de una vez
juntáramos el hambre con las ganas de comer
y fueramos los dueños
de todo lo que queda por hacer.

martes, 4 de septiembre de 2007

Mucho mucho ruido

Se acabaron las vacaciones, ayer fue Lunes y no me enteré mucho, pero hoy..., hoy la aplastante rutina ha caido sobre mi cabeza de golpe, como un chaparrón de verano del que no puedes escapar, y creedme si os digo que lo he agradecido. Ya conté una vez, que siempre estoy esperando que se termine una cosa para comenzar con la siguiente, lo que probablemente me impide disfrutar al máximo de lo que estoy haciendo, pero yo soy así, mientras me respondes pienso en la próxima pregunta.
Así que, esta mañana, he salido a la calle contenta. He dejado a la niña en la guardería y me he colocado el mp3 en las orejas con la ilusión de una niña con zapatos nuevos. A ver, nos quedamos en...: Ruido. El destino ha querido que fuese Sabina el que inagurara mi nuevo "curso", y ruido es lo que oigo, ruido conocido, ruido de las puertas del autobus, ruido de las ambulancias, de los niños llorando en sus primeros días de guardería, ruido de gente hablando por el movil en un tono más alto de lo normal. A pesar de los cascos, escucho el ruido, y me gusta.
Me gusta volver a ver a las mismas personas desconocidas. Las mismas caras en el autobús, personas con las que no he hablado nunca, pero a las que veo prácticamente todos los días. Me gusta mirar por la ventana del autobús. Volver a ver a las musulmanas con pañuelo en la cabeza ausentes en la playa, al peruano que se sienta a mi lado, al repartidor del 20 minutos de la esquina de la Avenida de Madrid con Andrés Vicente. Me gusta ver los carteles pegados en las paredes, así me entero de que Miguel Bosé actúa el día 14 en la plaza de toros, quizás...
Hago transbordo, dejo el 36 y cojo el 29, menos mal que tarda poco. Se acabó Sabina. Lucas Masciano canta "Buenas Costumbres". Qué buen rollo. Ahora, a tomar un cafecito con las compis y a currar.
Por cierto, estoy deseando que lleguen las vacaciones.

sábado, 1 de septiembre de 2007

El niño de la consola

Hace calor, pero la playa te refresca. Mis niños juegan en la orilla, se revuelcan por la arena hasta que logran parecer una croqueta, y luego entran una y mil veces en el agua a limpiarse. Hacen agujeros para meterse dentro, que se llenan con las olas y se vacían con la misma facilidad. Corren dentro del agua, saltan las olas, hacen castillos (o algo parecido), se caen, se levantan, se vuelven a caer y otra vez al agua, en fin, no paran. Yo ando por la orilla, jugando con ellos, cuando me piden que vaya a buscar no sé qué juguete, así que me dirijo hacia las toallas (la sombrilla ni la bajo, que no paran quietos). Recojo el juguete y… ¿qué ven mis ojos? Justo detrás de nuestras toallas, hay un matrimonio y un niño de unos 8 o 9 años. Él, lee la prensa, ella, la revista del corazón, y el niño, está entre ellos dos , en bañador, sentado en una silla jugando con la consola.
Yo, que no me bajo a la playa ni el móvil (si acaso me bajo un libro), alucino con la visión, pero pienso, estará cansado, o malito, será que no le apetece jugar…, en fin, seguro que luego se mueven un poco, me vuelvo para la orilla.
Al cabo de media hora, vuelvo a las toallas, a sentarme un ratito mientras los niños juegan con Raul, y no puedo evitar mirar. Allí siguen, en la misma posición, periódico para él, revista para ella, y consola para el nene. ¿Estarán vivos? En fin, no le doy más importancia.
Al cabo de dos o tres días, vuelvo a verlos en la playa, y el panorama no ha cambiado. Esa noche vamos a un hotel. En la terraza, una orquesta toca pachanga, mientras el personal demuestra que se ha empapado las 5 temporadas de “Mira quién baila”. Yo intento tomar una Heineken y Raul hace lo propio con su Moskoskaya con limón, mientras los niños insisten en bailar y corretear por la pista, al son del “Cuando tú vas” de la Chenoa, cuando de repente, se nos aparecen.
Allí están, la pareja con sus copas. Sin hablar, viendo cómo bailan los demás y escuchando la música. Y entre ellos está, cómo no, el nene. Por supuesto, con su consola.

martes, 28 de agosto de 2007

La Catedral del Mar

Me regalaron "La Catedral del Mar" para mi cumpleaños. Me lo recomendaron encarecidamente, sin embargo, no veía el momento de comenzar a leer. Fué en Barcelona, cuando entramos a ver la iglesia, cuando me decidí a leerlo de una vez. Acabo de terminarlo.

Sí, me ha costado mucho leerlo. No sé lo que me pasa con los libros que me recomiendan mucho que me cuesta leerlos una eternidad. Me pasó con "El Código da Vinci", con "Los Pilares de la Tierra", y me ha pasado con este. Me han dejado plof. No podría decir que no me han gustado, pero no sé, me han dejado a medias. También me han recomendado "El Médico", "Tuareg", etc. que ni siquiera he podido terminar.

¿Por qué me pasa esto? No soy tan rara. Entre mis libros preferidos se encuentran "Cien Años de Soledad", "Todos los nombres", "El amor en los tiempos del cólera", "La Casa de los Espíritus", e incluso "La Carta Esférica", que es un libro de aventuras. Sin embargo, no puedo con los recomendados. Por eso, hago un llamamiento desde aquí a ver quién puede NO recomendarme algún libro. Quizás así logre emocionarme.

miércoles, 15 de agosto de 2007

Desde el cyber

Me traje el portatil a la playa, con la esperanza de poder aprovecharme de alguna conexión wifi perdida en el espacio, pero eso sólo duró unas 10 horas, así que como me encuentro incomunicada (en el cyberespacio se entiende), me bajo al cyber a leer.
Comienzo por el blog de Vanessa, que la San Román está de vacaciones, y me encuentro un enlace a un poema que me ha encantado. Y es que lo que está hecho de verdad siempre es bonito .
Rubén comenta lo raro que es encontrarse Madrid vacío, pero yo no puedo leer más que su poema anterior.
No puedo dejar de mandar un beso a Marian. El que más y el que menos lo hemos vivido de cerca. Ánimo guapa.
Fran hace crítica de Los Simpson (no me la perderé), y el resto de blogs sigue de vacaciones.

Bueno, un beso, yo seguiré inflando sin parar manguitos de Nemo, y seré feliz.

Felices Vacaciones

jueves, 9 de agosto de 2007

11 de Agosto de 2005 (con un día de adelanto por las vacaciones)

Y me dijeron: "Cógela de los hombros y sácala tú, que la cabeza ya la hemos sacado", y yo lo hice, y fuí feliz.
Y Raul te separó de mí definitivamente, cortando el cordón que nos unía, y desde ese momento, estamos más unidas todavía.

Eres mi princesa

La que ilumina la habitación dónde sonríes.
La pizpireta de minifalda y cara de mala.
La lengua de trapo juguetona y traviesa.
La hermana de mi niño.
La niña de Raul.
La de la risa escandalosa tras las cosquillas.
La marujilla de 2 años que sorbe la sopa.
La resultona, la guapa, la simpática.
La niña de mis ojos.
Mi princesa

Te quiero mi niña. Feliz cumpleaños.
2 añitos. Toda una mujer.

martes, 31 de julio de 2007

2 de Agosto de 2003

2 de Agosto de 2003, 3:30 de la madrugada.

Ana (agarrada a los barrotes de la cama): ¡Joder! ¡Joder! ¡Que me duele muchísimo! ¡Ayyyyyy!
Raul: Ya voy a llamar a la matrona.
Ana: ¡Joder! Que me va a mandar a la mierda, ¡joder!, que hace 1 hora no había borrado todavía.
Enfermera: ¡Que la llamo niña! ¡Qué te duele mucho!
Matrona: ¡Pero si sólo tienes 1 cm! ¡Anda que te paso al monitor pero no debería!

3:45 de la madrugada.

Doctora: ¿Cómo que un centímetro? ¡Pero si está de 3! Hacedle el prepad. No te preocupes que ya viene el anestesista.
Ana: ¡¡¡Dame algooooooo!!!! ¡¡¡¡Qué me duele muchooooooooo!!!!

4:00 de la madrugada.

Ana: ¡Me meo!
Matrona: ¡Corre, que ya está aquí el anestesista!
Ana: ¡Que no me meo! ¡Que tengo ganas de empujar!
Matrona: !No empujesssss! A ver de cuanto estás. ¡Joder! ¡Si estás de 8! ¡Al paritorio!
Ana (mirando al anestesista): ¡Dame algoooooooo! ¡Por favor!
Anestesista: Ya no da tiempo, no pasa nada.
Doctora: ¡Qué hace esta chica en el paritorio! A ver, ¡Coño! ¡Si está de 10! ¡A roto aguas! ¡Empuja! - al anestesista- ¡Ponle oxígeno! ¡Empuja! ¡Se ha precipitado! ¡Se ha precipitado! ¡Empuja! ¡Venga, venga, venga, muy bien Ana, muy bien! ¡¡¡Llamad al maridooooooo!!!
Ana: ¡¡¡¡¡Ayyyyyyyyyyyy!!!!!

4:15 de la madrugada

David: ¡¡¡Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
Doctora: Es un varoncín.
Raul: Ya está, está bien.
Ana: Ya no me duele nada.


2 de Agosto de 2007


4 añitos. Felicidades mi príncipe. Te quiero.

domingo, 29 de julio de 2007

La llamada

El sonido del teléfono resonaba en su cabeza como una taladradora. Rebeca se revolvía en su cama intentando dormirse de nuevo, pero no lo conseguía, su cabeza no paraba de darle vueltas a los acontecimientos del día anterior, cuando todo su mundo se había venido abajo.

Y ahora sonaba el teléfono.
Mientras se desperezaba, pensaba en si esa podría ser la llamada que la sacara de la más absoluta de las miserias, del pozo oscuro en el que había caído y del que nadie podría rescatarla hasta quién sabe cuándo.
Pero empecemos por el principio. Rebeca conoció a Alberto cuando todavía era demasiado jóven para todo. Él era músico y ella, una joven ingenua de 18 añitos cayó rendida a sus pies. Al principio, todo eran piropos y regalos para ella, pero poco a poco eso cambió. Tuvieron 3 hijos de los que se encargó de criar ella solita, nunca trabajó fuera de casa y siempre fué demasiado cobarde como para separarse de él, incluso cuando comenzó a a decirle zorra, o a darle bofetadas "para que aprendiera".

Sin embargo, hacía un par de meses, después de celebrar la boda de su hija la pequeña y después de la muerte de su madre, a la que estuvo cuidando en su agonía durante mucho tiempo decidió que era la hora de decir "hasta aquí hemos llegado" y comenzó a prepararlo todo.

A pesar de tener casi 60 años encontró un trabajo ayudada por el instituto de la mujer, y entre eso, y lo que había guardado durante estos años para que su marido no se lo gastara en alcohol y putas, podría vivir con dignidad. Buscó un abogado y presentó una demanda de separación. Alberto, enfadado y sorprendido le dió la última paliza antes de que le arrestara la policía, y ella comenzó a vivir sóla y feliz.

Pero ayer..., ayer todas sus esperanzas de vivir lo que le quedara de vida en libertad, se fueron al garete. Alberto salió de la cárcel, cogió el coche, y no pudo esquivar a un borracho que se había metido en dirección contraria por la autopista. Resultado: un borracho muerto y un delincuete (Alberto), herido grave. El equipo médico del Hospital del Sol, no pudo hacer nada. Alberto viviría el resto de sus días como un vegetal, y con el cerebro funcionando como el de un niño de 18 meses.

¿Qué podía hacer ella? No podía dejarlo tirado. Sus padres no vivían ya y solo la tenía a ella. No podía meterlo en una residencia, era demasiado caro, ni dejarlo al cuidado sus hijos, que eran jóvenes y tenían niños pequeños o intención de tenerlos, eso hubiera sido muy injusto para ellos.

Así que había decidido sacrificar su nuevo trabajo y su recién estrenada libertad, para cuidar a Alberto mientras esperaba que se muriera, y rezaba para que lo hiciera antes que ella, porque su vida a partir de ahora consistiría en dar comidas, cambiar pañanes y poco más.

Y ahora, sonaba el teléfono.
¿Y si era esa la llamada que le iba a salvar?
Rebeca fué a contestar. Al otro lado del auricular, alguién hizo una pregunta. Rebeca, con los ojos llenos de lágrimas respondió: lo siento..., se ha equivocado.

jueves, 26 de julio de 2007

Los Secretos - Pero a tu lado

Llevo unos días que no doy pie con bola, escribo 10 líneas y paro, así que tengo el blog lleno de borradores que no publico. Pero me parece mal tener tanto tiempo lo mismo, así que como la inspiración no llega he decidido poner otra canción. Esta me encanta, me pone los pelos de punta y hoy me he sorprendido canturreándola por el pasillo..., todavía no sé muy bien por qué. ¡¡¡Que la disfrutéis!!!

jueves, 19 de julio de 2007

Atunes en el paraiso

Me encanta esta canción. De vez en cuando se me aparece, hoy lo ha hecho gracias a mi hijo, que ha puesto un video casero en el que aparace.

domingo, 15 de julio de 2007

La Patera


35 subsaharianos han llegado esta madrugada a la isla de Fuerteventura tras ser avistados a tres millas de la costa. Salvamento marítimo les ha llevado al puerto de Gran Tarajal.


Noticias como esta las tenemos todos los días, ya ni les prestamos atención. ¿Cómo tiene que ser la desesperación de esta gente? ¿Qué es lo que les hace ahorrar unas cantidades de dinero para ellos estratosféricas para meterse en estas barcas? ¿Qué podemos hacer?


Hoy he recordado una canción, de Ella Baila Sola, La Patera, y no he podido evitar volver a escucharla. Sólo hay que darle al play, cerrar los ojos, y ponerse en su piel, aunque sólo sea durante el tiempo que dura una canción.


sábado, 14 de julio de 2007

Adiós nubarrón.


Llevo unos días conviviendo con la maldita nube negra por aquí. La señorita está muy cómoda, me acompaña a trabajar, duerme conmigo, come gratis y cuando hace calor le pongo el aire acondicionado. Le he dicho por activa y por pasiva, que se vaya a un hotel, o a casa de otro, que yo bastante tengo con marido, dos niños y perro, pero está tan cómoda la tía que no quiere irse. Así que he decidido pasar a la acción, impulsada por dos pequeñas buenas noticias y una mañana de trabajo no del todo mala (al menos no tan mala como las anteriores). Mi plan de acción es cambiar la música del blog y poner una sonrisa bien grande. A ver si se cansa y se va, aunque sea a casa de la vecina, que sabe que la mía es la suya y puede volver cuando quiera.

miércoles, 11 de julio de 2007

Un grito


He llegado al límite, no puedo esperar más.

Es hora de coger el toro por los cuernos y decidir quién seré a partir de ahora.

Podría ser una joven madre sana.

Podría ser una vieja prematura y amargada.

El caso es que, no me apetece, no tengo fuerzas ni siquiera para pensar en ello.

Resulta muy cómodo sumergirme en mi océano de bollería y comida rápida.

Pero quiero intentarlo, aunque no sé muy bien cómo.

Una vez leí, que cuando queremos hablar con Dios, miramos instintivamente hacia arriba.

A mí, me queda muy poca fé, sin embargo miro hacia arriba y le pido al universo que me ayude.

No me contesta.

Espero que me haya oído.

lunes, 9 de julio de 2007

La sabiduría les persigue..., pero ellos son más rápidos

...y yo que no soy más,
listo ni tonto que cualquiera...
J. Sabina - El blues de lo que pasa en mi escalera

Andaba yo el otro día hablando por el messenger con las Martas (lalitaa y mi hermanísima), y al mismo tiempo, veía el nuevo reality de Tele 5 "Nadie es perfecto" (todavía tengo la capacidad de hacer dos cosas a la vez). Pues bien, el programita de marras, consiste en enfrentar a un grupo de 6 guapos contra otro de 6 listos, poco original, veremos si es exitoso. Los guapos, guapísimos, cuerpazos de escándalo, modelos casi todos, tabletas de chocolate para ellos, y pechos tulgentes para ellas. Los listos, con dos carreras, chicos de 24 años que aparentan tener 40, indumentaria hippie o desaliñada, y algo de pedantería. Los primeros, hacía siglos que no tocaban un libro, los segundos, no se habían montado en su vida en una bicicleta estática.
Dejando el hecho de que me parece una barbaridad que los listos no hubieran hecho nunca jamás ejercicio, hoy me centraré en los guapos.
Para empezar, pasemos por alto que una chica de 25 años responda 25 a la pregunta de cúanto son 5 por 8 (a lo mejor responde siempre eso, porque es su edad), porque es algo que no merece la pena analizar y vamos a las fotos.
La prueba consistía en enseñarles fotos de personajes famosos, y ellos tenían que adivinarlos. Yo pensé que serían difíciles, pero comenzaron con Antonio Gala. Ninguno de los 6 supo decir el nombre del autor de "La pasión turca" entre otros, pero la cosa no quedó ahí, porque pasaron a los políticos. Puedo perdonar que no conocieran a Rodrigo Rato, pero una que ha sido un poco guerrista toda la vida (hasta el punto de perdonarle por lo de su hermanito), no les pasa que no conocieran a Alfonso Guerra, ni a Adolfo Suárez, Dios, aunque sólo fuera porque lo sacan todos los días en el "tomate". Mi moral subió un poco cuando dijeron que Arturo Pérez Reverte era un periodista pero no me acuerdo del nombre, y volvió a caer en picado cuando recordaron que era un periodista del corazón (y mira que hemos tenido Alatriste hasta en la sopa). Que confundieran al Dalai Lama con el Papa, fué lo de menos, y que dijeran que Margaret Thatcher era diseñadora de moda fué la risa del día.
Al final, convenimos Raul y yo, que aquello era un montaje y que no podía ser verdad que entre 6 supieran menos que mi hijo de 3 años, así que me fuí a la cama, con un buen sabor de boca.
La felicidad duró poco, al día siguiente, una conocida de 40 años, me preguntó dónde estaba Bilbao, cuando le dije que en el País Vasco, me volvió a preguntar que dónde estaba el País Vasco, así que le respondí, por el Norte, pero por si acaso, apostillé, p'allá arriba.

martes, 3 de julio de 2007

Soy una petarda faltona (que dice que es amiga de Panchito Varona)

Si hay un defecto que tengo, es que me pierde la boca, bueno, realmente tengo muchos más, aunque procuro no reconocerlos en público, que una tiene que publicitarse como buena persona, a falta de altura y belleza romana, pero a lo que íbamos, que me pierde la boca, que la tengo tan grande como un buzón y que la uso mucho para sacar defectos en lugar de para ensalzar virtudes.

Y ¿a qué viene esto? Pues viene a que el sábado 30 de Junio, con una resaca de pajarracos de morirse, llegué la primerita a la plaza del Pilar. Después de hablar con Sonia y decirme que estaban esperando un taxi, decidí que tenía por lo menos 45 minutos de espera (no sé qué narices ocurre con las licencias de taxi en Zaragoza, pero es imposible coger uno), así que me senté en una terracita de la plaza a tomar un café con hielo.

1'70 euros más tarde, estaba disfrutando de una buena mañana, con una vista completa de la plaza, cuando bajando por la calle Alfonso, aparecieron las primeras entrevistas del blog, les hice una señal con la mano, y se acercaron hasta mí. Besos, buenos días, ¿queréis un café?, no que ya hemos desayunado, ni nos sentamos aquí de pie, uno a cada lado, mientras desayuno como una reinona.

Bueno, entonces, ahora es cuando tengo que decir, lo mucho que me gustó el concierto de anoche (que es verdad), lo bien que tocan ellos (que es verdad), lo bonito que estaba todo (que es verdad), y la de veces que se me pusieron los pelos de punta (que es verdad) y por qué no, también la típica frase que dice que han escrito la banda sonora de mi vida (que joder, también es verdad).

Pues no, a la bocabuzón de Anita, cómo no le gusta recibir halagos (bueno si le gusta pero le hace pasar mucha vergüenza), piensa que a los demás les pasa lo mismo, y cuando tiene la oportunidad de hablar un ratito con Pancho Varona y Jose Romero, sólo se le ocurre decir, por Dios, vosotros que habláis con los jefes, que alguien le diga a Serrat que se acerque el micro para cantar. O que se aprenda las canciones de Joaquín (sólo se equivocó dos veces). O que el escenario es un pelín operación triunfo. O que cuando Serrat saluda a todos los músicos vestidos de negro es como si pasara duelo. O que no me gustan las presentaciones que hacen en "el muerto vivo", que prefiero lo de siempre, lo de "llega hasta dónde yo no llego Antonio García de Diego". O que alguna cosa parece metida con calzador (mentira cochina).

Ayyy! Anita!!!, cuánto te queda por aprender....

Foto: Marta Pérez (lalitaa)

miércoles, 27 de junio de 2007

Padres e hijas


He mantenido algunas conversaciones con padres, pero padres hombres, no padres en sentido general, sino papás de niñas, si, esos que tienen niñas de papá, o niñas de sus ojos, o el ojito derecho de papá. Bien, los papis tienen un miedo tremendo a que sus hijas se hagan mujeres, cosa que no pasa con sus hijos, a los que se les exige que sean hombres desde muy temprano. La niña que se eche un novio formal, cuanto más tarde mejor, y si es posible, y por muy progresistas que seamos, que llegue virgen al matrimonio. Una vez casada, si no queda otro remedio, pues bien, que se acueste con su marido, pero si es posible para procrear. Parece ser, que el origen de este puritanismo deseado para sus hijas, viene de un "es que recuerdo cómo las miraba yo cuando era joven" (se olvidan de decir cómo las miran ahora), el caso es que esa mirada no debe ser nada bueno, porque a las mamis no nos pasa lo mismo con los niños, o al menos eso creo yo.
Que conste, que esto no es ningún reproche contra los hombres, ni mucho menos, simplemente creo, que la verdadera igualdad de la mujer y el hombre no llegará nunca, entre otras cosas, porque lo primero que tiene que cambiar, que es la educación, parece que no cambiará, porque viene de un sentimiento que no es en absoluto racional, sino fruto de la pasión, y eso es incontrolable. Lo que sí se puede mejorar es la igualdad de oportunidades, y para eso, aunque parezca mentira, nos falta todavía mucho...

Nota: se admiten enemigos

martes, 26 de junio de 2007

karaoke bikini - y sin embargo

Por fin he conseguido subir el vídeo, no se si estoy contenta o no, mmmm, tendré que pensarlo.

lunes, 18 de junio de 2007

Buenas costumbres

Hoy, sólo música, ultimamente he escuchado mucho esta canción de Lucas Masciano. Me la enchufo en el mp3 todas las mañanas mientras voy a trabajar, medio dormida, en un trayecto de autobús demasiado larga. No se, me da muy buen rollo.

BUENAS COSTUMBRES

La primera impresión es la que cuenta me lo dijo un entendido de la vida
estrategias para ser bien recibido diagramando parecer un elegido
es muy tarde y veo en las miradas muchas cosas que no logro comprender
se respeta sólo al que va bien vestido, sin analizar como lo ha conseguido
hoy voy hechando raices, sólo a las buenas constumbres, a las cosas de verdad
porque he entendido, que sólo es importante,
ser coherente con tu idea por más loca que sea y que hablen los desperdicia-vidas
que soñaron ser bomberos y gano la cobardía.

Repiquetearan los tambores y a pura cacerola nacerán nuevos valores
que cosas simples reinen siempre en los balcones, donde señoras riegarán sus ilusiones.

Repiquetearan los tambores con una cuarteta alegre y una chuspa de canciones
y si queres solta una riza socarrona que nos ayude a purificar las cosas.

Como doradas el agua del mar viven, entre petróleo y redes de la china.

Aquí también arriba bien contaminados
con atentados, guerras, bombas y heroína.

Y es verdad que el mundo esta difícil,
más represiones, injusticias y mas muertes
si a esta historia la escriben cuatro idiotas
porque nos cuesta tanto cambiar las cosas?.

Propongo crear un oasis, en el medio de la angustia
tanto horror y dolor, una suerte de verdades verdaderas
luchar por lo mas barato que es vivir como tu quieras
y que almenos aprendan nuetros hijos a tener valores
claros con ideales limpios

Repiquetearan los tambores…

Una vez más la tierra se hará cielo, que seamos
ciudadanos en todo el mundo entero
que se terminen de una vez los dictadores,
de jefecitos vamos hasta los cojones
y de las armas que sólo salga agua, que juegue el
mundo entero entonces a un gran carnaval
que se disfracen musulmanes y americanos, que el mundo
entero se pueda dar la mano.

All the people together
Dance in the street everyday
Don’worry, don’t worry, dont’worry
Be happy birthday to you.

viernes, 15 de junio de 2007

Soneteando voy

Ya, ya lo se, no existe esa palabra pero es que estoy recordando una época de mi vida, hace bastante tiempo, como 10 o 12 años aproximadamente, tuve una temporada en que me dio por escribir sonetos. Como a los 20 años uno hace lo que hacen sus personajes admirados, supongo que yo me puse con los sonetos porque los hacía Sabina, ese que canta, no me parecía difícil hacer rimas consonantes primera con tercera, y segunda con cuarta, así que me puse a ello. No tengo ni idea dónde están, los escribía en papeles y luego los guardaba por los cajones, así que de vez en cuando aparece uno. Independientemente de su factura, me hace muchísima ilusión leerlos, me recuerdan a una Anita medio adulta todavía y me hace ilusión escribirlos aquí también. Hoy he encontrado este:

Llamé a las puertas de tu pecho abierto
un día gris que vi al cielo llorar
tu corazón estaba de portero
me dijo pasa y no te irás jamás

Alguna vez intento abrir la puerta
para salir de esta caverna oscura
huir del miedo y luego la reyerta
y ver la soledad de la cordura.

Y entonces llega un beso, una palabra
de mi mago diciendo abra cadabra
y sacando una flor de su chistera
y yo cierro el portón y entro hacia adentro
a disfrutar del encientro en que me encuentro
y adorándote más que a cielo y tierra

sábado, 9 de junio de 2007

A fuerza de trabajar

Hace unos días quise dejar el trabajo, no me compensaba la ganancia con lo que perdía de tiempo, de capacidad organizativa, y lo que tenía que gastar para tener cuidados a los niños. Mi jefa me convenció diciendome que ganaría mucho dinero con las comisiones. Hoy, viendo 40 latino he escuchado una canción que hacía mucho que no oía. Hay una parte que dice "dónde nadie se hace rico a fuerza de trabajar", y me he sentido estafada.

http://www.youtube.com/watch?v=9lkcc1D-bvA

jueves, 7 de junio de 2007

Trasteando en los cajones



Andaba yo removiendo los cajones, en busca de un volante médico para acudir mañana al especialista. El volante no ha aparecido, pero he encontrado un papel, con algo que no había visto desde hace mucho tiempo.

En esas noches de insommio en que la realidad y la imaginación se entremezclan en tu cabeza y no eres capaz de distinguir la una de la otra..., en esas noches en que a ratos parece que las horas nunca terminaran de pasar y a ratos pasan tan deprisa que ni siquiera te das cuenta de que estabas soñando..., en esas noches en las que un pensamiento cruel te atormenta y no lo ves claro hasta que la oscuridad se ha ido..., en esas noches en las que cantas mil canciones, recitas mil poesías, te metes en mil personajes, inventas mil historias..., en esas noches en las que el tic tac del despertador se asemeja a un martillo llamando a tu cabeza..., en esas noches de lunes, martes, jueves o domingos..., en esas noches, quisiera tener a mi lado un ángel mágico, con artes mágicas, con pócimas mágicas que me contara una historia mágica viviendo en un mundo mágico y diferente, donde no existiera el insommio, ni el miedo, ni el odio, ni la tristeza.

Ana Beguería, 26-09-01

Una buena noticia

miércoles, 6 de junio de 2007

María (una historia real inventada de principio a fin)

Cuando María tenía 20 años era una joven esbelta y altísima, podría haber sido modelo, miss, actriz del destape o lo que hubiera querido, sin embargo, tener un tipazo y 1'80 de estatura no ayudan mucho en una familia católica, apostólica y romana del año 68, en pleno franquismo, cuando el matrimonio y los hijos eran la única salida para las jóvenes de las familias bien. Así que se casó y tuvo 3 hijos, el mayor, alto como sus padres, se casó con una jóven católica miembro de una cofradía de semana santa, el mediano, la oveja negra de la familia, estudió para cocinero, y se "auto-exilió" a San Sebastián, y la pequeña, Dios mío, la pequeña había heredado las hechuras de su madre. Alta, delgada y estilosa, con una preciosa cabellera de color castaño, perfectamente arreglada y con un estilo al andar que le hacía parecer más alta todavía, un peldaño por encima del bien y del mal. Se podía decir que María era feliz, era la madre en una familia modelo, domingos a misa, y tardes dedicadas al servicio a la sociedad en la parroquia del barrio pero cuando miraba a su hija, era como si María se viera a si misma 20 años antes, mejor aún, las posiblilidades de la benjamina de la familia, eran todavía mayores que las que tenía ella, así que decidió traspasar a su pequeña todos sus sueños adolescentes y la inscribió en una escuela de modelos. Que la jóven Alex consiguiese ser una estrella, se convirtió en una obsesión para María, que dedicada en cuerpo y alma a su hija conseguía superar a duras penas la tristeza de una vida tan aparentemente feliz como anodina.
Pasaron los años y yo no había vuelto a saber nada de ella, solo que Alex salió en dos o tres campañas publicitarias sin importancia y que María había dejado de hablarse con su hijo mayor por problemas con la nuera, pero el otro día me la encontré por la calle. La noté rara, daba muchos abrazos y hablaba de una manera extraña. No le di importancia, ni por un momento se me hubiera ocurrido pensar que días más tarde una amiga me contara que la había visto, ...en la tele, ... en un reportaje de Alcoholicos Anónimos.

martes, 5 de junio de 2007

En busca de la felicidad

Llevo toda la vida esperando algo, realmente no sé qué es, no sé si es un acontecimiento importante, una revelación, una herencia de un pariente lejano que yo no conozco, o la oportunidad de demostrar algo que me llevará directa hasta la gloria, el caso es que ese "algo" sigue sin llegar, pero el día que llegue me hará feliz para el resto de mis días y viviré en un estado de éxtasis continuo hasta el día del juicio final.
Realmente, no entiendo muy bien por qué he tenido siempre la intuición de que eso sucedería, debía ser la edad, la juventud tiene un infinito sentido de la justicia y muy poca conciencia de la finitud de la vida, así que he pasado mi existencia esperando que llegara rápido aquello que me iba a hacer feliz por los siglos de los siglos amén.
Cada vez estoy más segura de que eso no sucederá, y que debo disfrutar de la vida día a día, porque como siga esperando la receta de la felicidad absoluta y eterna, no tendré absolutamente nada además de una experiencia tremenda en ver pasar la vida. De hecho, llevo toda la vida viviendo así, disfrutando, aunque en el fondo de mi ser siempre quedaba la esperanza de que el "gran acontecimiento" estaba por llegar.
Y todo esto a qué viene, pues a que ayer ví una película que por fin me lo aclaró todo, se titula "Buscando la felicidad" o algo así. Will Smith interpreta a un hombre que no llega ni a mitad de mes y que se esfuerza por conseguir un puesto como agente de bolsa, compitiendo con veinte alumnos más, para procurar un futuro mejor a su hijo. A cada parte de su vida la denomina de una manera diferente; dice cosas cómo: a esta parte de mi vida la llamo corriendo, o haciendo el idiota, segun su situación en cada momento. De la película me quedo con una frase, cuando consigue el puesto dice "a esta minúscula parte de mi vida la denomino felicidad", y no se, me ha dado por pensar.

domingo, 3 de junio de 2007

...yo no

Vivimos en los mundos de yuppi, eso parece, al menos mientras no tenemos hijos, pero en cuanto nos embarazamos empezamos a ver un poco de la personalidad que estaba oculta en nosotros y que no nos atrevíamos a enseñar.

Según todas las encuestas, en España, nos preocupa la inmigración, pero no somos racistas ni xenófobos. Nos preocupa el SIDA y las enfermedades de transmisión sexual, pero creemos que la información nos salvará. Estamos abiertos a todas las opciones sexuales, no creemos en el matrimonio..... PAMPLINAS

Últimamente he tenido varias charlas acerca de los inmigrantes, la homosexualidad, etc. y en cuanto hablas con papás y mamás la cosa cambia. Pasamos al -no tengo problemas con los homosexuales, pero mi hijo no, si me dan a elegir que sea "normal"-, -no tengo problemas con los inmigrantes pero en el colegio de mi hijo que haya niños "normales"- Tal vez, no nos hemos dado cuenta de que la mayoría de los niños no entran en lo que se podría llamar normalidad, simplemente porque la normalidad no existe. Puede que alguien considere "normal" a un niño blanco, español, hijo de un matrimonio casado, de un hombre y una mujer, no adoptado, pero de esos hay pocos, muchos matrimonios están divorciados, separados, hay niños blancos, negros, amarillos, indios, mulatos, enfermos de cáncer, asmáticos, alérgicos, huérfanos, autistas, superdotados, talentosos, hiperactivos, católicos, judíos, árabes, niños llorones, valientes, temerarios, cobardes, listos, tontos, abiertos, tímidos, cariñosos, habladores, niños que necesitan logopeda, o un psicólogo, niños obesos, anoréxicos, que comen en casa, que comen en el cole, etc..., vamos que normales lo que se dice normales, debe haber 2 o 3 por colegio.
Qué pena, que el miedo a la diferencia no nos permita ver los puntos en común. Ojalá nuestros hijos no sean nada de la lista, por que sino, siempre habrá alguien que les señalará con el dedo. No quiero ser demagoga, además, a lo mejor yo también señalo, si lo hago, por favor, recordadmelo.

viernes, 1 de junio de 2007

....y Madrid








En fin, que a este paso, el blog se va a convertir en una sucesión de crónicas de los karaokes de Panchito y compañía pero es que es lo que hay.

Comencemos por el principio. Llevaba yo como una semana haciendo campaña, mirando autobuses, trenes etc. para ir a la final de las finales: El karaoke y top colcha de la sala Galileo Galilei de Madrid, y la campaña debió funcionar porque a las 4 de la tarde del día de autos, me mira Raul y me dice - Bueno, ¿pero nos vamos o no?, a lo que yo respondo, - Vale, si te apetece..., así que cojo el teléfono, llamo a Myriam, y nos disponemos a hacer lo que no hemos hecho con 18 o 20 años, que es cuando se supone que se tienen que hacer estas cosas, meternos una paliza de 12 horas dicese 3 de ida, 3 de vuelta, 3 de concierto, y 3 de entretiempo. ¿Mereció la pena?. Para mi si, desde luego, joer, entrar a la sala Galileo, saludar a Pancho, a Antonio, a Lalitaa, a David, a Sonia, a Anilla, a Justo, a todos...., sentarnos en aquella mesa (que parecía una boda de lo larga que era), todos apretaditos, y cantar, dar palmas, aplaudir, bailar, disfrutar como enanos. Si, si que mereció la pena. A pesar de no subir a cantar (bueno al final nos colamos un poquillo), a pesar de la paliza del viaje, a pesar de no dormir, a pesar de estar en el trabajo sujetándome los párpados, mereció la pena. Lo pasamos muy bien. Ahora, espera la zaragozada. Que bueno, nos vemos........

miércoles, 23 de mayo de 2007

karaoke barna

Pedazo de foto que me hizo Toño. Gracias Toño.


Comparada con la sala Capitol de Villanueva de Gállego, la sala Bikini es como un estadio de futblol. Esa grandeza, esa cantidad de gente que entra, esas luces de colores, esas cervezas a 4'50 € vs 1 € de Capitol. Vamos que cuando llegas a la sala, dices, que no, que yo no salgo, que hay mucha gente, qué miedo. Bueno, pues a pesar del miedo, la noche empezó muy bien. Fue un placer reencontrarse con l@lit@@, David Grau y Olga, Toño y Ruben. Fue también un placer escuchar la primera parte del concierto, y además es de agradecer que vayan cambiando el repertorio, así tuve el placer de escuchar la versión cañera de "Donde habita el olvido" o "Si volvieran los dragones", que no las tocaron en Zaragoza.

A pesar de todo, andaba yo acojonaita, solo de pensar en subir arriba, y con razón, ya que David se encargaba de recordarme constantemente, que mirara hacia atras, - mira, mira -, decía, - debe haber como 900 personas -. Sin embargo, luego fue todo más fácil. Lucas Masciano hizo la intro, así que yo ya llevaba un ratillo en el escenario cuando sonaron los primeros acordes de "y sin embargo", y además, no tenía miedo a fracasar con el pedazo club de fans que me salió (vease Raul, L@lit@@, David Grau, Toño...), jeje, en el vídeo se les oye cantar más a ellos que a mi. Luego pude disfrutar de las canciones de l@lit@@, Albert, Quim (cómo canta de bien Quim), David, y todos los demás.

En fin, que me volví a quedar con las ganas de más. Menos mal que esto ya se acaba, porque con lo que engancha el escenario, amenazaba con convertirme en una grupi, yo, que ni a los 15 años formé parte del fenómeno fan.



Ana

miércoles, 2 de mayo de 2007

Que rujan los motores

Cuando me enteré de que el niño había sido apuntado a una competición de coches de slot (scalextric para los no entendidos), temblé de miedo. Vale, el niño sólo iría a divertirse, y yo sólo a supervisar pero me asaltaba una duda. Al haber además de competición infantil, competición de adultos, no sabía como iba a reaccionar ante veintitantos treintañeros corriendo como niños con sus coches y compitiendo para ser los mejores.

Cuando llegamos al club, comprobé que todos iban muy bien equipados, chalecos del club, cajas de herramientas a las que no les falta detalle para el mantenimiento de los coches, maletines preparados para llevar todos los accesorios. Es un mundo perfectamente montado. Yo pensaba, que uno se compraba un coche en una tienda, lo ponía sobre la pista, y a correr se ha dicho, pero no, estaba muy equivocada, esto lleva su preparación, hay diferentes categorías, coches normales, coches adaptados, escalas 1:32, 1:24, vamos, un mundo.

Entregamos los coches a los encargados de la carrera y esperamos a que comenzara entrenando un poco en una pista. Desde el principio, pude constatar, que en esto del slot, pasa como en el resto de las cosas, que siempre es verdadera la máxima "hay gente pa to", es decir, hay personas muy amables y simpáticas, y hay verdaderos petardos, que se ponen de un humor de perros cuando las cosas no les salen como quieren, pero sobretodo, lo que saqué de todo esto es que no hay que ir a los sitios con una opinión formada. Yo pensé que me aburriría, que todo me parecería absurdo, y sin embargó, me divertí. Es emocionante ir mirando los tiempos, ver como el coche se sale siempre en la misma curva, desear que al niño de 4 o 5 años que está corriendo se le salga el coche de la pista para que tu chico haga mejores tiempos. Al final, está claro que todos tenemos algo de competitividad en las venas, y eso, seguro que no es nada malo.

Pues eso, que fue una tarde divertida, y aunque mis chicos no ganaran, creo que repetiré, pero que me den un coche a mi, que también quiero sentir la velocidad..., rum, rum, ¡que rujan los motores!